Abuso de poder

Ameca quiere despojar a campesino de la tercera edad de su patrimonio

Queriendo ayudar a su comunidad el afectado llegó a un acuerdo con el municipio para crear un relleno sanitario dentro de sus tierras, ahora que vence el contrato los funcionarios quieren quedarse con él y además le exigen seis millones de pesos

Por Mario Díaz (El Master)

Cuando don Manuel Hernández Arias, un humilde campesino de Ameca, Jalisco (@amecagob, @GobiernoJalisco), vio la necesidad de su comunidad por tener un relleno sanitario en las cercanías, no lo pensó dos veces y ofreció parte de su predio de seis hectáreas para tal efecto. El trato fue casi simbólico para el beneficio que tendría el municipio y aceptó una renta mensual de solo tres mil 212 pesos.

Estos hechos se remontan al año 2004 y la fecha de vencimiento de este contrato tenía en una primera edición el término en 2019, sin embargo el municipio extendió este trato un año más para el 24 junio de 2020, fecha en que don Manuel recuperará su propiedad.

Alcalde de Ameca Juan Valentín y Enrique Alfaro.

Sin embargo todo esto en los documentos suena bien, pero la voracidad, premeditación, alevosía y ventaja con que muchos servidores públicos de diferentes administraciones municipales lo llevaron a un periplo de desagradables situaciones.

Procesos dilatorios

Las actuales autoridades de Ameca lo condenaron a que antes de regresar su propiedad primero debe pagar la cantidad de seis millones de pesos que dicen fue lo que el municipio invirtió en infraestructura para el relleno sanitario, pese a que dicha inversión ha quedado en evidencia que se trató de un programa estatal denominado Jalisco Limpio, desarrollado por la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública; y la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial.

Pese a esto la actual administración del emecista Juan Valentín Serrano Jiménez y algunos otros integrantes de su gabinete iniciaron una serie de procedimientos dilatorios para presionar a don Manuel un hombre de 72 años para que desista de recuperar su propiedad y al parecer adueñarse de este predio.

Pese a que existe un contrato de arrendamiento firmado por el entonces presidente municipal Gilberto Arévalo Ahumada, José de Jesús Rodríguez Sánchez en calidad de Sindico; Luca lepe Becerra, regidor presidente de la comisión de Aseo Público; José Guadalupe Sáncvhez Sixto, como Secretario General; y Manuel Merino Uribe encargado de la Hacienda Municipal, en donde se establece que de las 6 hectáreas que entregó al Ayuntamiento de Ameca para la construcción de un relleno sanitario cuando el trato original de palabra solo contemplaba 1.5 Has.

La autoridad municipal de Ameca alevosamente se adjudicó el total del terreno aprovechándose de la buena voluntad del ciudadano.

Don Manuel solicita justicia al Tribunal Agrario 13.

Como renta empezó a recibir los tres mil 212 pesos que le servían para su sostenimiento básico, pero al paso del tiempo llegaron nuevas administraciones y le dejaron de pagar el arrendamiento, a cambio le ofrecieron trabajo de velador para que cuidara su propiedad.

Al dejar de recibir las rentas correspondientes por parte del gobierno municipal, don Manuel solicitó que se respetara el contrato firmado, el cual fue totalmente desconocido por el entonces presidente municipal y su gabinete de funcionarios, lo único que ganó fue el despido de su empleo y terminar en la cárcel acusado de despojo al municipio, como fianza le pedían en un principio 200 mil pesos que finalmente quedó en 20 mil.

Tribunal Agrario

Cansado de tanto abuso el proceso en contra de estos servidores municipales de dudosa calidad moral dio inicio.

En la actualidad, en este predio no hay obra ya que existe una suspensión, pero no le han regresado su terreno pese a que el municipio se desistió del proyecto. En el año 2004, el Ayuntamiento de Ameca ocupó 1.5 de seis hectáreas del predio conocido como San José de los Pilones, firmando el  contrato de arrendamiento con don Manuel Hernández, donde se comprometía a pagarle tres mil 212 pesos mensuales hasta 2019 (cantidad que en ningún momento se modificó), instalando membranas e infraestructura para un relleno sanitario municipal.

“Fue en 2014, que el Tribunal Agrario dejó sin efecto este contrato y ordenó regresar el predio a su dueño original, lo cual no se ha concretado, debido a que el ayuntamiento de Ameca le exige a don Manuel Hernández, un pago de seis millones de pesos que el estatal, a través de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública y la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial invirtió en el relleno”, así lo dio a conocer su representante legal Sergio Becerra Mares.

Se hace hincapié en que Manuel Hernández jamás firmó un contrato con estas dependencias estatales que les autorizara construir en su propiedad, y como dice el dicho “el que construye en terreno ajeno pierde lo construido”.

La petición que el afectado Hernández Arias hace a las actuales autoridades de Ameca, es que le regresen el terreno que es su patrimonio familiar y en las condiciones que se encuentra y no cómo lo exige la propia resolución federal, que marca “en las condiciones que se encontraba en el momento de realizarse el contrato”, situación que de por sí, ya representa una afectación económica, patrimonial y ambiental, ya que esas hectáreas no pueden ser utilizadas para el cultivo, debido a los escurrimientos propiciados por la descomposición de las cantidades de basura depositadas por el municipio.

Serias sospechas

Un personaje que ha influido para que este proceso jurídico concluya satisfactoriamente es el actual encargado de la secretaria general del ayuntamiento de Ameca, Ricardo García Trinidad; quien a decir del afectado y su representante legal, se ha desempeñado en diferentes cargos durante las últimas tres administraciones, una priísta, otra panista y la actual emecista, donde el presidente municipal Juan Valentín Serrano Jiménez, se ha desentendido de la responsabilidad y resoluciones jurídicas, empecinándose en continuar la pugna en total desacato.

Abogado del afectado Sergio Becerra Mares.

Cabe señalar que pese a que el municipio emite documentos en donde señala que le devolverá su terreno a don Manuel, existe una cláusula en donde se reitera que lo hará siempre y cuando el afectado cubra los seis millones al ayuntamiento.

El cansado campesino expresó que se le hace muy raro el que pese a que le exigen este pago el actual alcalde le ofreció cien mil pesos para que deje el caso en paz, incluso en la primera reunión que llegó ya con asesoramiento jurídico de Becerra Mares su presencia les cayó como balde de agua helada y le comentaron que el abogado solo quería quitarle su dinero, como una forma de presionarlo para que no se pudiera enfrentar a las chuecuras dilatorias del ayuntamiento.

Finalmente piden al Tribunal Agrario 13 de Jalisco (@TAgrarios) que se ejecute la resolución que emitió esta autoridad y obligue al ayuntamiento a regresar el terreno a don Manuel Hernández, asunto que consideran también de manera sospechosa no se la logrado concretar pese a los amparos que tienen para tal fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.