Economía

Si la chamba no va a ti, tú ve a la chamba

La pandemia lo obligó a cerrar su changarro, pero la necesidad le abrió otra posibilidad de desarrollo

Por Mario Díaz (El Master).-

Ricardo García, tenía su negocio de reparación de llantas ponchadas allá por la calle 5 de Febrero, la pandemia, las autoridades municipales y estatales le obligaron a bajar su cortina pues no era una ocupación indispensable.

Los primeros días fueron complicados, pero se puso peor cuando el poco dinero ahorrado empezó a faltar, la familia tenía que seguir comiendo y no había entrada de dinero, como la cosa parecía no tener un fin cercano decidió que era hora de hacer algo al respecto.

Tenía una camioneta viejita que pesaba empezar a restaurar, pero este proyecto pasó a un segundo término, gracias a las dimensiones de este vehículo le permitió subir su compresora de aire, gatos hidráulicos y demás herramienta para reparar llantas ponchadas.

Con todo esto en su camioneta se instaló afuera del domicilio de su llantera a esperar a que llegaran los clientes, que para su fortuna no le quedaron mal, volvió a su oficio y si necesitaba alguna otra herramienta o aditamento para realizar algún trabajo complicado le resultaba fácil abrir su cortina sacar lo que necesitaba y volvía a cerrar lo más discreto posible, pues por la zona siempre andaban algunos inspectores en busca de adelgazar sus carpetas de multas.

Fue un buen día que recibió una llamada de uno de sus clientes, necesitaba la reparación de una ponchadura y debido a la distancia le era imposible acercarse al local.

Don Ricardo valoró esta situación, tenía que dejar su local para acudir a prestar este servicio, al final le dio el costo por su servicio, gasolina que gastaría y el tiempo de no estar afuera de su local, el cliente aceptó.

“Llantera Móvil 3331824884”

Así le dio un vuelco a su negocio, vio que le redituaba más acudir a donde estaban las llantas en lugar de esperar a que las llantas atrofiadas llegaran a él.

A la fecha tiene un promedio entre diez y quince servicios diarios, cubre toda la zona metropolitana, y sus horarios también pueden ser muy flexibles, tiene un dicho:

“Si me pagas por el servicio voy a donde tú te encuentres”, destaca como mantra antes de cerrar el trato.

“Les digo cuánto será por el servicio y algo importante, también les digo cuánto tiempo tardaré en llegar, porque muchas veces creen que estoy a la vuelta de la esquina y no, estoy del otro lado de la ciudad, así que les digo el tiempo aproximado, a veces prefieren buscarle por donde andan y otras aceptan sin problema alguno”.

Dice que desde que decidió poner su teléfono celular en su camioneta más clientes ha atendido.

“A veces en mi taller pues si llegaban cuatro o seis servicios, pero pues ahora un buen promedio serían de 10 a 15 llantas que hay que reparar, todo gracias a la pandemia” y dice también que gracias la calidad de las vialidades en varios municipios que le generan más oportunidad de trabajo.

Si necesita de sus servicios no dude en echarle una llamadita, “Llantera Móvil 3331824884”, guarde este número, como bien dice Don Ricardo García “con la calidad de estas calles que tenemos, tarde o temprano me van a necesitar”.

#MásSabeElDiabloPorViejo #Creatividad #PersonajeDeGuadalajara #MásValeMañaQueFuerza #MásSabeElDiabloPorViejo #TeQueremosEnElCentro

.@GuadalajaraGob  .@mario_daz .@juanamaria298 .@maldoro  .@jchuertavazquez  .@casa_arista

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.