Ayuda

Después de las lágrimas, las sonrisas

  • Rocío es una mujer con un espíritu guerrero, llena de talento y un enorme corazón que le ha permitido superar una de las pruebas más difíciles para una madre

Por Mario Díaz (El Master)

Para Rocío Gamor llevar gotitas de alegría a los niños que por diferentes causas se encuentran enclaustrados en el Hospital Civil de Guadalajara Juan I Menchaca, es un compromiso que le nace de su enorme corazón.

Pasó el día del niño pero nunca es tarde para seguir apapachando a los peques con algunos obsequios, más si se trata de aliviar un poco la sufrida monotonía que a muchos de ellos los mantiene postrados en una de las camas del piso siete, cuatro o tres de este nosocomio.

WhatsApp Image 2018-05-02 at 3.48.40 PM

Sólo quien padece esta situación puede entender lo que significa ver a tus hijos encerrados en cuatro paredes luchando desde temprana edad por su vida, dejar la escuela, los compañeros, los juegos familiares por sueros, enfermeras, comida insípida, doctores y los que tienen la oportunidad ver la vida desde una ventana. Aunque se les brinda toda la atención y amor posible nunca es una condición que se les desee para ellos.

Rocío Gamor artista visual lo sabe, su pequeña Laila Azul (Noche Azul, mujer hermosa como la noche) padeció leucemia a diferencia de muchos otros, su pequeña no lo logró.

IMG-20180502-WA0011.jpg

“Tenemos la misión de entregar juguetes principalmente en cada Navidad, esta es la segunda ocasión que los traemos para festejar el Día del Niño, pero en diciembre les entregamos calcetines para todos los niños y para sus mamás para que estén un poquito más calientitos, los juguetes son para el piso siete, cuatro y tres oncología, daños renales y quemaditos, y enfermedades graves”.

WhatsApp Image 2018-05-02 at 3.47.24 PM (1)

Comenta Rocío mostrando en su rostro el placer y la alegría de poder aliviar un poquito la estadía tanto de los enfermitos como de sus papás quienes ven con estos juguetes la oportunidad de sacarles una sonrisita a sus hijos.

Hace una pequeña pausa, se pone un poco seria sólo un poco y da la impresión que su hermosa mirada viaja a un tiempo no muy lejano, “una de las razones importantes es porque tuve una hija con leucemia (Laila Azul) me la pasé un ratote en este lugar, me acuerdo de todo lo que se vive aquí… mi hija falleció… yo estuve en Navidad con mi hija aquí en el Hospital Civil”.

Se recompone y retoma casi inmediatamente esa inagotable energía y comenta que precisamente este hecho es lo que la mueve a mantener esta actividad que empezó en el 2014.

WhatsApp Image 2018-05-02 at 3.45.07 PM

La acompaña un grupo de siete personas a las que enseña cómo moverse en cada uno de los pisos, sabe a la perfección las áreas donde no se le está permitido la entrada a personas ajenas al paciente, pero los niños que se encuentran en estas zonas también reciben sus regalos que se los hacen llegar por medio de algún padre de familia.

En cada uno de los cuartos Rocío Gamor saluda a cada uno de los pacientitos, les habla con un amor descomunal, a sus padres les pregunta si son niños o niñas, la quimioterapia los hace indistinguibles, pregunta su edad los recién reclutados tampoco pueden distinguir los años que la enfermedad les roba.

WhatsApp Image 2018-05-02 at 3.47.25 PM

Con estos datos da la orden, “necesito tantos juguetes de niña de tal edad, tantos de adolescentes, otros tantos para niñas de tal edad”, los juguetes van saliendo de las bolsas, pasan de mano en mano hasta llegar a los menores.

Hoy fueron sólo juguetes y algunas prendas de vestir en diciembre es cuando se pone bueno el asunto, a parte de juguetes reparten también incluso para los cuneros con sabanitas, camisetitas, se les reparten gorritos para los niños del piso siete.

El pelotón de ayuda estuvo compuesto por la Doctora Ely Jacobo encargada de infectología en el ISSSTE; su sobrina Brenda Soria con su esposo César; Haydee Puente, la simpática Cindy Lilian, Miguel Ángel Rodríguez y su menor sobrina.

WhatsApp Image 2018-05-02 at 3.47.24 PM

Pero esto no significa que nada más ellos la hayan ayudado, hubo mucha gente que aportó dinero, juguetes pero que no pudieron llegar a la cita.

Quien desee apoyar a este grupo de voluntarios lo pueden hacer con juguetes de calidad aunque sean pocos, si prefieren dar dinero también es bien recibido, pueden dar ropa para menores desde cuna hasta adolescentes, artículos de primera necesidad, pañales, pasta de dientes, papel de baño, cepillos dentales vaya artículos de aseo personal.

Rocío Gamor sigue entregando juguetes, saluda a los niños, platica con las mamás, las enfermeras y doctores agradecen estos gestos que alegran a los pacientitos.

“En esta ocasión no buscamos los juguetes desechables, sino de buena calidad, también juguetes significativos como fomentar los juguetes mexicanos, lúdicos, muñequitas de Oaxaca, ajedrez, loterías, valeros, trompos, títeres necesitamos ayudar y lo hacemos de la manera más sincera y humilde, con todo nuestro amor. Muchas veces vemos que los juguetes no nos van alcanzar para todos los niños, pero siempre y gracias a Dios nos hace el milagrito y siempre cubrimos la cuota”.

Rocío Gamor, artista visual baja al piso cuatro para seguir visitando las camas de cada uno de los enfermitos, aún le falta otro más pero ella y su grupo pueden con esto y mucho más.

Categorías:Ayuda, ezpiral

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s