Columnas

Jalisco y sus señales encontradas con las medidas sanitarias (opinión)

Paso de cebra

Señales encontradas del gobierno en cuanto a medidas sanitarias

Juana María Ramírez.-

Por un lado dan el semáforo verde para que la gente se sienta en confianza a salir a donde quiera, pese a la inminente amenaza de la pandemia que sigue sin ser controlada, giran advertencias en cuanto a reuniones masivas como peregrinaciones, al mismo tiempo que inauguran una feria artesanal en pleno centro de la ciudad, pero quitan a los vendedores de empanadas, es decir Jalisco se encuentra en la etapa de “sálvese quien pueda… y quiera”.

Temprano, este domingo enviaron una boletín donde se invitaba a los ciudadanos a continuar con las medidas sanitarias establecidas por la Mesa de Salud, para evitar la propagación del COVID-19, exhortando a la población  evitar concentraciones de personas, como en la llamada ruta del peregrino, celebración religiosa que convoca a cientos de personas y que consiste en realizar largas caminatas hacia diferentes santuarios localizados en diferentes puntos del estado.

Momento después emite un comunicado en donde se invita a la población a participar  en Corazón de Artesano, la feria más grande de artesanías de Jalisco que busca seguir  impulsando la reactivación económica de las y los artesanos jaliscienses, a través de la exhibición de su obra con  clientes potenciales.

Más tarde la llamada Mesa de Salud determinó que los tradicionales vendedores de empanadas que se concentran cada año en el centro para vender sus productos a las personas que acuden a las celebraciones religiosas (que este año, al igual que el pasado no podrán celebrarse por la alerta sanitaria) no se instalen porque resulta riesgos ya que convocan a un buen número de personas.

Definitivamente todo es una clara señal de que el Gobierno de Jalisco (y si, porque no habrá que incluir al federal y por supuesto municipal) no saben ni que hacer en torno a la pandemia, por un lado está la obligación de emitir los cuidados para evitar contagios, los cuales pese a todo no han disminuido y por otro la necesidad de reactivar la economía, es difícil, cierto, pero urge una solución que eviten riesgos de salud para los ciudadanos, al tiempo de evitar caer aun más en el tema económico ¿vale la pena arriesgar vidas por salvar la economía? ¿Vale empobrecer más a los más necesitados por salvar vidas? No sé la respuesta, como tampoco la saben nuestras autoridades y se la pasan enviando estas señales cuyo único mensaje es “haz lo que quieras pero ¡cuidate!… si quieres”.

Y usted ¿cuál decide?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .