Historia de un COVID positivo

La incertidumbre de sentirse mal por días y no saber si es COVID o una infección, de cualquier manera es aguantar sin antibiótico hasta saber los resultados.

Marco Antonio Castro Preciado.-

Todo empezó al hacer una de esas limpiezas profundas en la casa, donde uno se expone al polvo “finito” y la posibilidad de la alergia es grande, así que fue un sábado dándole duro para tener la casa lo mejor posible junto con mi esposa, la “alergia” se hizo presente en mi y mí asmática pareja, a quién curiosamente con su tratamiento de antileucotrieno no pasó a mayores, en mi caso una loratadina hizo la diferencia para sacar el fin de semana adelante.

Cabe mencionar que mi trabajo es estar en la calle, por toda la ciudad, a veces fuera de ella, tomé todas las medidas a mi alcance, cubrebocas, uso de gel, desinfectaba mi equipo, me cuidaba al estar consciente de la situación.

El lunes fui a trabajar con normalidad, nada del otro mundo sin saber que un aparente dolor de cabeza se convirtió en migraña, al terminar mi jornada laboral el cuerpo estaba a su limite de cansancio ante un día rutinario, era muy extraño, pasé por mi hija y “llevé” la tarde con normalidad, la migraña cada vez era más intensa, me fui a dormir temprano.

Mala noche, sudaba, dolor de cuerpo, la migraña tomaba toda “conciencia” de mi parte, avisé a mi trabajo y comprendieron, así legó la mañana siguiente con el pecho apretado, incomprensible, dolorosa, húmeda, caliente, casi inconsciente; mi hija de tan solo 6 años se percató de que no me levanté y llamó a sus abuelos, pidiéndoles que vinieran para llevarme al médico, entre sueños la escuché diciéndome que ya venían por mí.

Recibí atención médica al mínimo, antiestaminico e ibuprofeno, los síntomas me hacían candidato para COVID, a lo que llamé a UDEG y Hospital Civil, ante varias llamadas sin éxito fue la primera quien me dio cita para una prueba PCR, la cual es la recomenda por la OMS, había cupo para dentro de 6 días después, 6 días de incertidumbre, sin trabajar, mi hija resguardada con mis padres, sin antibiótico, sintiéndome mal, aislado y preocupado, así que me hice la prueba en un laboratorio particular, con cita al día siguiente y resultados en un par más, solo así recibí mi positivo y me pudieron dar antibiótico, aún así pasaron 8 días de tratamiento, con el pecho apretado, dolor de cuerpo, cabeza a punto de explotar, sin darme completamente cuenta que poco a poco me sentía mejor.

No quiero hablar de como me las arreglé para comer, o que me trajeran lo que me hizo falta, creo hay mucho de esto en redes no es muy diferente en ese caso, quiero hablar del sentimiento de preocupación que uno tiene al pasar por tener COVID, en mi caso un fumador asiduo de 20 años con obesidad no fue un chiste, la pasé bastante mal, en parte me la busqué, debí comer mejor, hacer ejercicio, no fumar, así que mi riesgo fue grande, innecesariamente incomodo y doloroso.

Al cabo de tres semanas regresé a trabajar, la empresa donde laboro me apoyó todo el tiempo, con las pruebas, estando al pendiente, una suerte con la que no todos cuentan, pero COVID me deja muchas lecciones, golpes en la cara que no puedo ignorar en mi vida y mi futuro, iniciando con dejar de fumar, me tuve que aislar por 22 días sin poder respirar para tener una probada del daño que me he hecho absurda mente por dos décadas; comer mejor, para dejar de estar en sobre peso; ahorrar, no sabemos que nos depara el futuro; valoración laboral, estar en una empresa que se preocupa legítimamente por sus empleados vale oro.

Cuidémonos, sé que nos tienen hasta el gorro diciéndonos, usa cubrebocas, lávate las manos a cada rato, pero esto no es un juego, ni una conspiración inventada por el gobierno o farmacéuticas, se trata de nuestras vidas, de miles de decenas de familias que perdieron a quienes más querían en mundo, de dolor, muerte y desesperación ante la irresponsabilidad de quienes se resisten a “cambiar su normalidad” cuando la normalidad ya es otra, y nos llegó como bofetada de un momento a otro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .