Buenas noticias: Reaparecen nutrias en la Sierra de Manantlán

Se han tenido positivos avistamientos de esta especie amenazada, lo cual es una gran noticia en materia de conservación.

 

Efecto Ezpiral.-

Las cámaras de monitoreo de fauna silvestre que han sido colocadas en diversos puntos de la Sierra de Manantlán, dieron imágenes que sorprendieron a los investigadores de la Estación Científica Las Joyas, de la Universidad de Guadalajara: Se trata de la presencia de nutrias, una especie de mamífero amenazada, que en los últimos 12 meses ronda por la zona alta de la sierra (a más de dos mil metros sobre el nivel del mar); de esto no se tenía registro al menos en las últimas tres décadas.

“Nunca, en la historia de Las Joyas, se había visto a una nutria. No sabemos si es la misma, o si son diferentes, porque no tienen una marca especial; parecen dos individuos, por el cuerpo”, declaró el biólogo y doctor en Ciencias, del Centro Universitario de la Costa Sur (CUCSur), Juan Pablo Esparza Carlos, entrevistados a propósito de que este 25 de enero se celebra el Día del Biólogo en México.

Hasta ahora se tenía registro de la existencia de esta especie en zonas de Jalisco con mantos de agua como Tapalpa, la presa de La Vega, la cuenca del Río Ayuquila y el Río Marabasco, entre otros; pero es raro encontrarla en las partes más altas de los afluentes.

nutriaEl investigador dijo que la presencia de dos ejemplares de nutria puede tener algunas explicaciones; una tiene que ver con que el animal esté de paso por la zona, y otra es que hayan adoptado este hábitat desde hace años y hasta ahora se tenga registro de ellas.

El cambio climático podría ser otra de las razones, aunque es la menos probable. El doctorante Guillermo Brito señaló que el cambio de temperatura puede estar modificando algunos aspectos del hábitat de la nutria, y busca otros que tengan mejores condiciones.

De cualquier manera, la presencia de esta especie es un indicador inequívoco de la buena conservación que hay en la zona y que se debe, en gran medida, al trabajo que realizan los investigadores y científicos de Las Joyas.

“El grado de conservación ha permitido que las nutrias se recuperen y usen zonas que, tal vez, no es común registrarlas. Cuando el ecosistema está equilibrado, permite la aparición de aquellas especies que son raras”, agregó Esparza Carlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .