Cicatrices de modernidad en beneficio de lo ornamental

Aprovechando el proyecto que desde el 2016 se presentó ante el INAH para renovar luminarias en el suelo de Palacio de Gobierno, el gobierno de Alfaro Ramírez pidió una ampliación para renovar con luces led la fachada principal del inmueble

Por Mario Díaz (El Master)

Cualquier turista, paseante local o visitante de alguna dependencia que acuda al primer cuadro de la ciudad, podrá contemplar las enormes ranuras que presentan dos de las cuatro fachadas de Palacio Federal, aparenta ser un bestial rompecabezas que recorre de punta a punta el histórico inmueble.

Con una mirada más cercana los detalles se aprecian mejor, las ranuras sirven de canaleta para un cableado que iluminará el Palacio de Gobierno con luces led y de diferentes colores, pero también se aprecia daño en algunas lozas de cantera dorada que deberán de ser reparadas pero al parecer los bancos donde se sacó este material en Atemajac, el Batán ya fueron agotados.

WhatsApp Image 2020-01-16 at 4.55.17 PM (1)

Contexto

En febrero de 2016 el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) autorizó al gobierno del estado entonces bajo la administración de Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, el cambio de iluminación en desuso por iluminación led de bajo consumo así como la creación de un baño de iluminación mediante la proyección de luminarias ubicadas en cada una de las cuatro esquinas desde la azotea.

Se sustituiría la canalización existente, reemplazando el cableado para prologar el tiempo de vida de la instalación y garantizar su protección, se comprometían a realizar trabajos de restauración como resanes, rehabilitación de juntas y consolidación o reintegración de piezas de cantería labrada.

El pasado 30 de septiembre la actual administración solicitó la extensión número ocho de la licencia para la obra con número 007-14, para el proyecto y ejecución de obra de mejoramiento de la iluminación escénica del citado monumento en las fachadas principales colindante a la avenida Ramón Corona  la Calle Morelos.

 

INAH

Si bienes cierto que aún falta a que se concluya la obra, toda vez que a decir de la arquitecta Leticia Ulloa Hernández, del INAH Jalisco los trabajos llevan un avance del 70 por ciento.

Por la calle Morelos, el cableado incrustado entre las líneas que separan la unión de las lajas de cantera, se pueden apreciar con separación de más de una pulgada y con profundidad mayor al grosor de las lajas, percibiéndose afectación en el interior del muro que es de abobe.

En la fachada principal sobre Ramón Corona, los daños son mayores, de arriba a abajo, entre los torreones y junto a varias de las ventanas.

Las políticas de conservación patrimonial vigente, prohíbe la alteración de inmuebles con valor histórico (como es el caso) y eso incluye, taladrar, clavar, poner, quitar, pintar, rayar, golpear, etc.

Ya en administraciones anteriores se intentó iluminar los principales edificios históricos de la capital tapatía, sin embargo, esto no fue aprobado debido a la escasez de materiales, como las mezclas originales conque fueron acomodados los bloques, la cantera dorada, cuyos bancos de extracción ya no existen, el adobe mismo; pero esto no impidió que se hicieran estos trabajos de ornamento lumínico.

Ulloa Hernández en su calidad de perito y a pregunta expresa negó que existiera alguna otra manera de colocar la instalación eléctrica para las luces led que seguir las uniones de mortero entre lozas de cantera, lo anterior y a su decir para evitar que vándalos “dañen las instalaciones”.

Avala que los trabajos realizados en el palacio de gobierno corresponden a una modernización de tecnología que resalte la iluminación ornamental del inmueble.

“Fue lo más limpio, hacerlo entre las líneas de dilatación entre la cantera, porque de otra manera hubiéramos tenido que dejar tubos visibles y se dejaría al alcance del vandalismo; no se podía dejar así”.

Según la perito, el proyecto ya se había contemplado en 2016, mismo que sustituiría al existente por uno más moderno a base de leds. Luego de observar imágenes donde se observa la separación entre las canteras, admitió que había exceso.

“Claro, hubo alguna áreas en donde se dañó poquito la cantera, pero se van a resanar y restituir, si observamos las líneas de ranuración vemos que solamente se limpió el mortero de las juntas”, explica.

Se le solicitó el proyecto original de esta obra pero argumentó no tenerlo a la mano por la mudanza en que se encuentran luego de que fueron intervenidas las instalaciones del INAH Jalisco.

Finalmente los espacios ya restaurados se aprecian a simple vista rompiendo con la imagen original, quedará al tiempo que estas cicatrices de modernización vayan siendo ocultadas por contaminantes atmosféricos y queden en el olvido, hasta una nueva modernización ornamental.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .