Parasomnias o terrores nocturnos no deben tomarse a la ligera y deben atenderse

Gabriela Godínez García.-

 

Las parasomnias o terrores nocturnos se dan principalmente en los niños, sin embargo pueden presentarse casos durante la edad adulta, este tipo de trastorno del sueño debe ser atendido y no tomarse a la ligera, pues a lo largo trae consecuencias, además de que inhibe el buen descanso, señaló la encargada de la clínica del sueño del Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde”,  Marisela Durán Gutiérrez.

tratamiento-terrores-nocturnosLa especialista explicó que las parasomnias son un grupo de trastornos del sueño que comprenden un amplio espectro de conducta anormal que se presentan durante la no noche, tales como hablar o caminar dormido,  y que el tener terrores nocturnos no son  un comportamiento que se pueda considerar dentro de la normalidad.

Agregó que la prevalencia de este trastorno es del 17.3 por ciento en la infancia y se puede presentar a lo largo de la vida alrededor del 18 por ciento, donde los terrores nocturnos comprenden un comportamiento como lo dice su nombre de un episodio terrorífico, que se vive como algo violento y da la impresión de estar despierto, sin embargo se están dormidos, por lo que no es conveniente despertarlos, sino tranquilizarlos de manera suave, puesto que se pueden asustar.

La especialista agregó que se presentan principalmente en los niños, aunque pueden persistir en la edad adulta o en la tercera edad, donde se presentan gritos, llanto, se levantan y su expresión es de terror por lo que están soñando, que en muchas ocasiones no recuerdan lo que está sucediendo, siendo sueños con mucha angustia.

 Durán Gutiérrez,  indicó que es importante que acudan con el especialista, en este caso la clínica del sueño, donde se realiza una valoración clínica del sueño, médica, neurológica, para descartar algún tipo de actividad anormal, donde hay algunos tipos de epilepsias que pueden asimilarse a las parasomnias.

El estudio que se requiere consiste, en que el paciente sea monitoreado durante una noche colocándole sensores para el corazón, movimiento, electrodos en la cabeza, así como un sensor para oximetría, con lo que se tiene una radiografia del sueño, donde a través de los electrodos que se colocan en el cráneo pueden identificar el tipo de actividad cerebral y constatar las etapas de sueño y diferenciar si se trata de una parasomnia de sueño lento o de sueño mor o en su caso si existe algún tipo de epilepsia, por lo que es muy recomendable que desde pequeños se atiendan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.