Maratón de vida

  • Jorge Cuevas autor de “Maratón, correr o no, el enemigo está en tu cabeza” sin pensarlo desató una agradable costumbre en un joven de doce años que tiene la necesidad de acudir cada rato al Hospital Civil de Guadalajara

Por Mario Díaz (El Master).-

El autor también de “El Buscalocos” de pronto cae en esa misma categoría que lo llevó por diferentes partes de México y quien como Indiana Jones pero a la mexicana el tesoros que buscaba no era mineral, sino descubrir a esos personajes de carne y hueso hacen cosas buenas por la gente, el ambiente, la sociedad y que en muchas ocasiones son calificados así unos locos.

62350335_2319198594999646_3725536928418758656_n
Jorge Cuevas

Hoy Jorge Cuevas, escritor, conferencista es también maratonista se le hace ver que a ojos de muchos, correr hasta casi tirar el bofe, someter el cuerpo a esa tortura solo por placer lo convierte en eso, en un loco o qué explicación lógica pudiera dar para eso.

Como respuesta suelta la carajada hace una pausa y como que le acaba de caer el veinte, “Ah cabrón pues como que si me veo en un capítulo perdido de El Buscalocos, jajaja, y pensar que mi deporte favorito siempre fue el futbol en donde de verdad creí que la armaba bien, pero eso era cuando uno era chavo”.

“Fue un juego con los compas y la verdad quede todo cansado, bofeado así que decidí ponerme en condición y ahí empezó mi carrera de maratonista, pero tienes razón sólo a los locos se les ocurre auto flagelarse de esta manera y sentirse bien, decir durante la carrera ya no más, terminarla y estar seguro que te retiras para luego y sin darte cuenta ya estás inscrito en otro maratón con la cara que no cabe de felicidad”.

Adelanta que Maratón, es un libro en donde se debe entender que cada nuevo reto que se afronta se convierte en un maratón con sus retos, pruebas, llevar el cuerpo y mente al límite para alcanzar la meta establecida, abrir un nuevo negocio y hacerlo con fortaleza, mantener una relación con una pareja, terminar alguna licenciatura o decidir a estudiar una nueva carrera, cada una de estas decisiones se convierte en eso, en un maratón en donde con convicción se debe de entrar sabiendo de antemano que no será sencillo pero que se conseguirá llegar al final.

¿Cuánto le costó?

64266660_315456156043966_8852923325094035456_n
Alfredo Peraza, muy entusiasta con el libro

Alfredo Peraza, un joven de 12 años de edad, interrumpe la lectura de este libro el cual se reseñaría en estas líneas, con una simple pregunta ¿cuánto le costó?, dejo la lectura y lo veo intrigado por el contenido, la portada la habrá leído unas diez o más veces, la fila que hacemos para que nos atiendan en el Hospital Civil de Guadalajara le daba para eso y para más.

Dice que le gusta leer, sin pensarlo le doy el libro con la seguridad de que Jorge Cuevas apreciará esta acción. Alfredo se queda pensativo no sabe si se lo estoy prestando para que lo vea y me lo devuelva en ese momento, para que apunte los datos y lo busque luego en una librería.

Es tuyo, le digo y le agrego una condición, cuando lo termines me dices qué te pareció, Alfredo sonríe, abre su mochila y está a punto de guardarlo, luego lo piensa mejor, me observa que tomo otro libro de mi mochila para dedicar los largos minutos en la fila de manera agradable y me dice, mejor empiezo a leerlo ¿verdad? Total no hay nada mejor qué hacer.

Alfredo Peraza se encuentra recorriendo su propio maratón hacia la recuperación, acude al Hospital Civil de Guadalajara por cierto mal que lo aqueja desde hace tiempo, pero es un joven fuerte y decidido a no dejarse caer, lo acompaña su mamá la señora Carmen, quien observa de manera orgullosa cómo su hijo se vale por sí mismo para sacar sus citas, ir por sus medicinas, saberse con esta molestia y aun así desenvolverse y socializar con quien pueda hacerlo.

Aunque Alfredo tiene que pedir permiso cada cierto tiempo al colegio Naciones Unidas, donde cursa el sexto año de primaria, la señora Carmen sabe que la dedicación de su hijo le permitirá recuperar las lecciones perdidas.

Este inquieto adolescente y su madre bajan al piso de pediatría en donde tendrá que volver a esperar varias horas para ser atendido pero ahora tiene en qué entretener sus pensamientos, Maratón correr o no, el enemigo está en tu cabeza, de Jorge Cuevas, bajo el sello editorial Grijalbo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .