Cultura

El combustible para la movilización, la indignación

El ex juez de la Audiencia Española presenta una mirada personal que aboga por la transformación de una realidad social

Por Mario Díaz (El Master)

Baltasar Garzón, quien fuera el que se enfrentó al Grupo Antiterrorista de Liberación, a ETA y quien diera la pauta para encerrar al ex dictador chileno Augusto Pinochet y que fuera inhabilitado como juez hasta el 2013 a petición suya, presentó su libro La Indignación Activa, en donde la intención principal es mover conciencias hacia a la acción.

Garzón 01

Bajo el sello de Editorial Planeta este libro aboga a una mirada en profundidad sobre los asuntos que más preocupan a los ciudadanos comprometidos. Desde el análisis, nos ayudará a entender la realidad en temas de justicia, política, terrorismo o memoria histórica.

En México temas como los miles de desaparecidos, los desplazamientos de pueblos por el narcotráfico y mineras internacionales, los estudiantes desaparecidos, los actos de corrupción de las autoridades son temas que bien pudieran tener una vía de acción.

Este es un libro-mitin para apelar a la acción, porque, como dice el autor, “muchos nos indignamos al ver las noticias, pero de lo que se trata es de movilizarse y no de mirar para otro lado”. Esta obra es un ideario que resume en muy pocas páginas (288) las ideas de la actualidad que más preocupan al autor.

El objetivo es dirigir al lector hacia una reflexión que le permita tomar posición. El eje central es la necesidad de actuar frente a una política obsoleta y degradada y a una clase política que ha olvidado a los ciudadanos, para mover a una sociedad que ha sufrido los efectos de la corrupción añadidos a una crisis económica. Sin solución de continuidad, la aparente mejora económica lleva a una incentivación del consumo que, al no haberse resuelto los problemas de fondo, nos está llevando de nuevo a una mayor desigualdad.

Garzón 02

 

“Creo que fue Napoleón Bonaparte quien dijo que dos fuerzas guían al hombre: el miedo y el egoísmo. Es posible que esta definición sea válida para cierta categoría de individuos: aquellos insolidarios, que carecen de empatía, que priman la satisfacción personal sobre los valores de la convivencia. Personas individualistas y sin duda temerosas de perder un estatus que parecen pasar la vida persiguiendo, para luego aferrarse a él por encima de cualquier otra consideración”, ha comentado Garzón en medios españoles.

“Si queremos que la sociedad actual y la del futuro resulten fortalecidas, necesitamos líderes cuya marca sea la de la ética y la responsabilidad para hacer real la necesidad de seguridad física y jurídica, apoyada en los valores básicos del Estado de derecho que la defienden de las agresiones, sean estas internas o externas, y que la dotan de una fortaleza institucional indiscutible”.

Categorías:Cultura, ezpiral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s