Creativa

“Ganesha” la restauradora de historias, sentimientos y almas

  • Cada una de las obras que llega a sus manos recibe el trato personalizado de afecto y comprensión para regresarlas a su esplendor

Por Mario Díaz (El Master)

Maricela Machuca mejor conocida como “Ganesha” es una encantadora mujer que le ha dedicado casi veinte años a la promoción y venta del arte, la cultura es reconocida como una de las mejores curadoras de pintura en Jalisco, actividad que la ha llevado hasta Corea del Sur mostrando la calidad del trabajo de artistas jaliscienses. Uno de los colectivos que maneja inauguró las exposiciones en el Palacio de la Cultura y la Comunicación (Palcco).

Hoy tenemos una charla con ella en su faceta como restauradora, actividad que ha ido descubriendo y que la va llenando por completo, dice que cada una de las piezas que llegan a sus manos en la condición que sea es un nuevo reto al que se enfrenta, entiende que en juego está la propia historia de estos objetos y lo más delicado e importante el sentimiento, carga emocional que sus clientes tienen por estas piezas.
En su habitual manera de trasmitir alegría y buenas vibras, Ganesha reconoce que a lo largo de su trayectoria dentro de galerías de arte se ha ido especializando en la restauración emergente toda vez que en ocasiones y durante el traslado de las obras se maltratan por la misma mudanza, por lo que se tiene que trabajar de inmediato en borrar los raspones, rayones.

“Les pasan mil cosas y es muy costoso mandarlas restaurar, así que uno mismo se pone a arreglarlas, fueron diez años trabajando en una galería en donde me ponían a resolver estos problemas, en este lapso tuve la oportunidad de restaurar, rehacer, pintar, despintar, pegar, de todo trabajamos con las piezas. Nadie se daba cuenta si las obras que me entregaban para exhibiciones les había pasado algo, se las devolvía igual”.

Aventura

Para Ganesha cada pieza que le llega sea un mueble, alguna escultura, cualquiera representa “toda una aventura, hay personas que me dicen si no me aburre limpiar cosas viejas, pero esto es mucho más. La restauración es una aventura, las obras son muy parlanchinas te cuentan cómo las trataron, dónde estuvieron, qué efecto fue que el que las llevó al deterioro. Todas estas razones y circunstancias la propia pieza te las va contando, cada una de ellas tiene una vibra especial”.
Para esta alegre restauradora la aventura inicia en cuanto le presentan la pieza, los momentos siguientes es de observación y análisis en donde se da cuenta lo que el objeto va a requerir, los apapachos técnicos para regresarle la dignidad a cada figura.

“Es descubrir sobre qué la pintaron, qué materiales utilizaron que puede ser desde clara de huevo hasta óleos, acrílicos, pigmentos, tierra, pasteles una infinidad de materiales sobre todo cuando son obras antiguas, tener en cuenta el tipo de técnica y materiales que existían en su época”.

Por su taller han pasado desde un micrófono que estuvo en las manos de Adolfo Hitler; la primera cámara a color del tapatío Guillermo González Camarena, un baúl del antiguo Egipto con incrustaciones de concha nacar de madre perla (todas se encuentran en exhibición en Palcco), para cada una de estas piezas la investigación histórica es fundamental para saber cómo tratará en su restauración cada pieza.

“No se trata sólo de pegar lo que esté roto, quebrado, astillado, decolorado sino que se tiene que dejar el terminado tal que no se note que alguna vez estuvo en mal estado, la pieza debe ser un todo, debemos tener el cuidado de que nuestro trabajo no afecte la pieza viéndose nueva porque pierde su bagaje de historia que siga siendo una pieza respetable y antigua”.

Seda Horneada

El trabajo que a la fecha le ha resultado más complicado fue una pintura realizada con una técnica de seda horneada, proveniente de Singapur, el esposo de su cliente se la obsequió y ella quiso volverla a su esplendor, después de buscar y pedir ayuda a varias personas, el diagnóstico siempre fue el mismo, su pieza ya no tenía remedio alguno, era momento de dejarla para que el tiempo terminara su trabajo.

Ganesha se aventó el tiro, “es punto menos que imposible de restaurar porque la seda ya está quemada por su mismo proceso, el pigmento que agarró la tela también está horneado, esta pieza fue dejada a la intemperie, al aire, al sol y con el tiempo se empezó a desmoronar, me la presentan muy dañada pero me gustan los retos.

“Fue restaurada hebra por hebra y entelarla con un material que tuviera el mismo movimiento de la seda, encontrar o crear un pegamento que no quedara tieso, que no manchara la tela, que no fuera de aceite ni de agua. Pasa de todo y para todo debes tener una respuesta no te pones a llorar y mucho menos entras en pánico”.

Al término de un mes la pieza dañada regresó a su dueña, con gran sentimiento de ella le dijo “tienes magia en las manos”, fue cuando le expuso que acudió a varis restauradores y todos le dijeron,

“no se puede hacer nada”.

Guadalupe Zuno
Finalmente esa magia que dicen que tiene en las manos, pronto llevó el nombre de Ganesha a oídos del hijo del ex gobernador del estado José Guadalupe Zuno y pilar indiscutible de la Universidad de Guadalajara.

Andrés, tenía en sus manos una pintura que su padre le pintó durante su época de artista al lado del guzmanense José Clemente Orozco, para su infortunio esta pieza llena de valor sentimental estaba muy maltratada.

“Llegó a mis manos una pieza que me llena de orgullo para mi es una recompensa, el maestro Guadalupe Zuno, pintó una obra para su hijo Andrés Zuno, cuando los veo me dicen que si puedo hacer algo por la pieza traía varios golpes de una mudanza se rompió en la cara y otros lados. Fue enamoramiento a primera vista, su papá se la pintó. Le pregunté porqué me buscaba a mí y me dijo: se la doy Maricela porque usted es la única y es la mejor, sin falsa modestia”,

comenta con el rostro sonrojado, se recompone, sonríe y con un caluroso abrazo concluye la entrevista.

 

 

1 reply »

  1. Mario Díaz, gracias de verdad un honor charlar y compartir gajes del oficio con un digno representante del periodismo, ya que investigas el orígen, el como y porqué de tu nota, y no solo eso, pones ese toque sabroso a cada oración y ese detalle que no deja lugar a dudas que una está siendo entrevistada por un profesional.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s