Economía

Mayor atención a la apicultura, piden productores

  • Los monocultivos están afectando a los agentes polinizadores, más de 22 mil han desaparecido.
  • Urgen por una ley que proteja la actividad y a los productores.

Juana María Ramírez.-

Una Ley que fomente la producción de miel y cuide a los productores es lo que piden en el Día Nacional de la Abejas, la Asociación Ganadera Local de Apicultores de Guadalajara, pues es uno de los sectores más desprotegidos del ámbito agropecuario ya que es una actividad que disminuye año con año, además urgieron a las autoridades a establecer un  apoyo efectivo para la realización de campañas de reconocimiento de calidad de este alimento,  ya que en México lo que mayormente se consume son imitaciones.

Felipe de Jesús Berra Guzmán, del Sistema Producto Apícola,  señaló que actualmente en el Senado de la Republica revisa una ley de apicultura y protección a las abejas, por lo que tienen la esperanza que pongan atención a las opiniones de los productores pues se había aprobado una legislación que solo era coercitiva que imponía multas por todo pero en nada abonaba al crecimiento del sector, con la capacitación que se necesita en las nuevas generaciones.

 Uno de los aspectos que resultan importantes para tomar en cuenta es sobre todo la protección a los agentes polinizadores destinando como mínimo el 10 por ciento de los terrenos de cultivo para las plantas nativas, pues lamentablemente el monocultivo, como el caso de los aguacates y agave están acabando con estas plantas y estas son el alimento de las abejas y otros insectos polinizadores. Cabe señalar que el incremento de este tipo de cultivos estaba acabando prácticamente con las abejas, de hecho esta es la razón por la cual más de 22 mil polinizadores han desparecido.

Otro punto importante para contemplar en la ley y que están solicitando es el de lograr la certificación de origen a efecto de hacer frente a la gran cantidad de imitaciones que existen en el mercado, pues actualmente lo que mayormente se consume en México no es miel, sino otros azucares que hacen pasar por el alimento y una prueba de ello es que en el país solo se queda el 2 por ciento de la miel que se produce y el resto se va en la exportación, apuntó Raúl Bravo Romero, presidente de la Asociación Ganadera Local de Apicultores de Guadalajara.

Señaló que a nivel nacional se producen 57 mil toneladas de miel de los cuales Jalisco produce cerca de seis mil toneladas; el 98 por ciento de la producción se va a país como Alemania, Suiza, Reino Unido, Estados Unidos, Arabia Saudita y Japón, donde es muy apreciada. Mercados  que los propios apicultores tuvieron que buscar para su miel ya que nacionalmente no se consume.

La razón principal por la que dejó de consumirse es el precio, pues se comenzó a inundar el mercado con imitaciones más baratas,  pero que no son un verdadero alimento como lo es la mil auténtica, por ello es necesario que se realice una campaña  en donde se haga ver las ventajas del consumo de la miel que dicho sea de paso es un superalimento siempre y cuando sea auténtico. Una miel con un precio menor a los cien pesos, no puede ser autentica, dijeron los productores, pues tan solo los costos de producción superan los 70 pesos.

PARA SABER

  • Una de las formas para reconocer que la miel no es auténtica es el que no se cristalice.
  • Toma una cucharadita de miel y colócala dentro de un vaso con agua. Si se disuelve, no es pura. La miel pura debe quedarse toda junta, como un sólido, cuando se sumerge en agua.
  • Mezcla un poco de miel con agua y sobre esta solución coloca cuatro o cinco gotas de esencia de vinagre. Si observas que se forma espuma, la miel puede estar adulterada con yeso.
  • Con una cuchara toma una porción de miel y colócala bocabajo. Las mieles que están muy húmedas caerán rápidamente. Las maduras (de buena calidad) se quedan en la cuchara o caen muy lentamente.
  • Enciende un fósforo e intenta quemar un poco de miel. Si ves que se enciende y se quema, es pura. La impura o de poca calidad contiene agua y esta impide que arda.
  • Si tienes yodo en casa, toma un poco de miel, mézclala con agua y agrégale unas gotas de yodo. Si la solución queda de color azul, se trata de miel adulterada con harina o almidón.
  • Sumerge un trozo de pan viejo y duro en miel. Si al cabo de 10 minutos el pan continúa endurecido, verificarás que es pura. Si hay mucha agua en la miel, el pan se ablandará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .