Columnas

Corazones solitarios

La rutina

Delfina Reyes.-

moEn las cosas del corazón, muchos son los factores que influyen para que lleguemos a mirar a alguien con amor, y a veces este sentimiento pude ser tan frágil que puede llegar a romperlo; tanto andarlo buscando para que por un descuido se nos vaya, o llegar a creer que lo hemos perdido no es justo, de ahí la necesidad de mantenerlo siempre vivo al paso de los años.

Esta podría ser la historia de muchas mujeres:

Lupita, una ama de casa de 50 años con seis hijos logró salir de una dolorosa relación, una historia de violencia intrafamiliar que finalmente pudo terminar, esta valiente mujer no solo logró vencer el miedo de dejar a una pareja violenta, también logró vencerlo para decidir que no quería estar sola, muchas mujeres en su situación y que prefieren la soledad, Lupita por el contrario un día decidió que quería seguir adelante y comenzó a buscar el amor.

En el 2006 en el club de Corazones Solitarios conoció a Luis, un divorciado de 57 años que buscaba lo mismo, una compañera de vida; “paso un tiempo para que yo la cortejara y solamente observaba pues me gustaba, me parecía una mujer seria y guapa, pero tenía temor a que no me aceptara” recuerda. 

Casi un año vivieron en una relación de noviazgo y después de este periodo decidieron vivir en unión libre ya que Lupita no estaba divorciada y esto fue motivo para que sus hijos no aceptaran esta relación, sin embargo, ella enfrentó este obstáculo y otros como las críticas de familiares y en su entorno social, ella sabía que tenía derecho a buscar la felicidad en el amor.

 A la vuelta de los años, once para ser exactos, Lupita señala “no me arrepiento he sido feliz con Luis, aunque hemos tenido problemas de pareja, porque al paso del tiempo se terminan cosas que disfrutábamos cuando nos conocimos, como salir a pasear y bailar, lo hacemos, pero con poca frecuencia.

 En las parejas sean jóvenes o adultos mayores la rutina puede poner en riesgo la relación, por lo que es necesario no caer en la pasividad y ser creativos en el amor, insisto, cuesta encontrarlo, entonces vale mucho la pena conservarlo, Lupita y Luis, agobiados por el quehacer diario llegaron a olvidarlo, pero ese amor seguía ahí y decidieron recuperarlo y hoy siguen sintiendo esas ganas de continuar luchando por ese amor que un día tuvieron la fortuna de encontrar.

 

Categorías:Columnas

Tagged as: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s